Menú
Esp

Elche mejora la cultura participativa del municipio

El Ayuntamiento de Elche llevaba seis años realizando presupuestos participativos con un alto ratio de participación. Sin embargo, otros ámbitos como el fomento del asociacionismo o la formación se resentían. Por eso, la Concejalía de Participación Ciudadana se propuso realizar un análisis sobre el estado de la cultura de participación en el municipio. En base a este análisis, se redactaría un plan de acción para mejorar la participación ciudadana más allá de los presupuestos participativos.

Kuorum lleva años realizando este tipo de trabajos de consultoría para gobiernos de todos los tamaños. Para elaborar un buen análisis, es necesario estudiar tanto el contexto interno – los recursos de los que dispone el ayuntamiento y la concejalía – como el externo – los niveles de participación en actos de diferente naturaleza y el estado del asociacionismo.

En el caso de Elche, el equipo de Kuorum empezó por el análisis interno. Primero realizó entrevistas con el personal del Ayuntamiento. Se hizo un desglose de sus tareas y se midió el tiempo que dedicaban a cada una. También se estudió el presupuesto de la concejalía y las cantidades destinadas a las distintas líneas de actuación. Finalmente, se analizó el reglamento de participación y se hizo balance entre lo que recogía el texto y la realidad del día a día del cliente. Pronto se descubrió que el éxito de los presupuestos participativos estaba teniendo un coste demasiado elevado en término de horas de trabajo para el equipo de la concejalía. Sería necesario rediseñar el proceso para evitar saturar el departamento. Kuorum propuso introducir una fase de apoyos previa a la revisión técnica de las propuestas, con el fin de evitar que más de tres mil propuestas tuvieran que ser revisadas cada año.

Para el análisis del contexto externo, se emplearon métodos cuantitativos (analizando datos sociodemográficos) y cualitativos (entrevistas a asociaciones y líderes sociales). Estimular la participación de los sectores más jóvenes de la población sería el gran reto. Las nuevas generaciones no se interesan por las asociaciones de vecinos como ocurría antaño. Para ellos la conexión con otras personas no depende tanto del lugar en el que vivan como de los intereses y aficiones que tengan. Por eso, Kuorum recomendó, entre otras medidas, poner en marcha un plan de estímulo del asociacionismo sectorial, con subvenciones y formaciones para este tipo de organizaciones.

Para terminar, Kuorum elaboró un plan de acción a tres años en el que se incluyeron todas las recomendaciones que surgieron durante la fase de diagnóstico. Este plan de acción ayudó al equipo del cliente a trabajar en base a objetivos, contando con indicadores numéricos para evaluar los resultados de su trabajo mensualmente. Así se logró no sólo mejorar la eficacia de sus intervenciones, sino también reducir la carga de trabajo del departamento. Una de las medidas más interesantes fue la de realizar, en colaboración con la universidad local, un estudio de la idiosincrasia de los diferentes distritos. De manera que las medidas de fomento del asociacionismo se pudieran adaptar a las necesidades reales de cada barrio.

Sobre nuestras cookies

Las rosas son rojas, las violetas azules y las webs como ésta usan cookies para mejorar la experiencia de usuario. No rima pero es cierto. Si continúas, entendemos que conoces nuestra Política de Cookies y estás de acuerdo con su uso.

Cerrar